El idioma inglés y su calado en España

¿DU YU ESPIC INGLISH?

Las insignias ya no lo son, pins, las comidas frías lunchs y los repartos de cine castings, este país no es lo mismo: ahora es mucho, muchísimo más moderno. Hubo un tiempo en en el que los niños leían tebeos en vez de comics, los empresarios hacían negocios y no business, y los obreros sacaban la fiambrera al mediodía en vez del tupper-ware.

En el colegio antes se hacía gimnasia y al parecer estábamos equivocados porque lo que hacíamos en realidad era aerobic. Hoy día si no manejas al menos 100 palabras en inglés no eres nadie, y es que las cosas en otro idioma suenan mejor. Porque no es lo mismo decir bacon que panceta, aunque tenga la misma grasa, ni vestíbulo que hall, ni inconveniente que handicap.

Ya no decimos en España bizcocho sino plum-cake, ni tenemos sentimientos sino feelings. Sacamos tickets, compramos compacts, comemos sandwiches, vamos al pub, practicamos rappel, raffting, paddle y en lugar de acampar los españoles hacen camping.

Esos cambios de lenguaje han influido en nuestras costumbres y han mejorado nuestro aspecto. Y es que las mujeres ya no usan medias sino panties y los hombres no utilizan calzoncillos sino slips o boxers, y después de afeitarse se echan after shave, que deja la cara mucho más fresca que el tónico. El ciudadano español ya no corre, porque correr es de cobardes, hace jogging, no estudia pero hace masters y nunca consigue aparcar por eso mete el coche en un parking.

El mercado ahora es el marketing, el autoservicio el self-service, el escalafón el ranking y el representante el manager. Los importantes son VIPS, los auricularres son ipods, los ejecutivos yuppies, y hasta nannies. En la oficina el jefe está siempre en meetings o brainstorming, siempre con la public-relations, mientras la assistant envía mailings y organiza trainings. Luego irá al gym y se encontrará con todas las de la jet que vienen a hacerse liftings y con alguna top-model amante del body-fitness, del spinning o del body-combat.

El antiguo aperitivo ha dado paso a los cocktails, donde se bebe bitter y se come roast-beef, que aunque parezca los mismo, engorda mucho menos que la carne. Los periodistas trabajan en un magazine, los artistas en la tele van al show y si ese show es heavy es que contiene carnaza y si es reality la audiencia se dispara. Entre medias ya no ponen anuncios sino spots que te obligan, no a cambiar de canal, sino a hacer zapping.
Estas cosas enriquecen mucho. Para ser ricos del todo y quitarnos el complejo de tercermundista que tuvimos en otros tiempos, solo nos queda decir con acento americano, de las pocas palabras que el español ha exportado al mundo, la palabra SIESTA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s